Ultima Publicación

Suscribete

Puedes suscribirte a WebdeRock.com.ar para recibir las noticias más importantes. Lo recibiras directamente en tu bandaje de entrada, solo necesitaras ingresar tu E-mail Sign Up!

TOP 5 Más Populares

    DIFUSION SIN FINES DE LUCRO, si queres participar solo tenes que enviarnos el material a webderock@gmail.com

    Entradas populares

    Con la tecnología de Blogger.

Comentarios Recientes


    FECHAS

    Buscar más

Noticias

Interes

Decuajo + Malayunta + Argos Boa en El Moura el 2 de Agosto 0 Comments

By Jose Maldonado

A una semana de entrar a grabar su tercer disco, DECUAJO despide "Ocultar la desnudez" y muestra nuevo material en vivo.

 

 

 
 

Sabado 2 de Agosto - 21 hs
DECUAJO en El Moura (diag 74 e/ 57 y 58, La Plata)
Bandas invitadas: Malayunta y Argos Boa
Entradas: $30 

Descarga discos en:
http://www.decuajo.bandcamp.com

Escucha y descarga en:
http://www.soundcloud.com/decuajo

Mas info en:
http://www.decuajo.blogspot.com

Videos en:
http://www.youtube.com/decuajo1

Facebook:
https://www.facebook.com/decuajorock

DECUAJO – “OCULTAR LA DESNUDEZ”

"Ocultar la desnudez es adornarla.
Desnudos venimos y desnudos nos limpiamos
Desnudos hacemos el amor, y nos vamos.
En harapos seguimos viajando, buscando,
movilizados por alcanzar la luz.
Cambiando con el crecimiento,
creciendo con el cambio.
Bajo témpanos de piedra fuimos arrancados de cuajo para convertirnos en carne.
Carne de partes iguales.
Parte de la evolución es experimentar la raíz del ser salvaje.
No somos nada sin vos y nadie es nada sin todos.
Bajo los harapos
seguimos desnudos."

'Ocultar la desnudez' es el segundo disco de la agrupación que decidió abandonar la formación de dúo con la que lanzó su primer disco en 2011, para convertirse en banda. Matías Monzón (ex Ámbar) y Fran Muñoz (ex Argonauticks y La Selva de Miguel), miembros primigenios del proyecto, se animaron a emplumar todavía más las alas de Decuajo sumando los teclados de Nicolás Raffino, el bajo de Emilio Barrientos y las percusiones de Santiago Parodi (responsable del arte gráfico de los 2 discos)

Para cualquiera que haya transitado con asiduidad el caracol del primer disco de Decuajo, los cambios que esconde  'Ocultar la desnudez' empiezan a hacerse evidentes a los veintiséis segundos del primer track, justo cuando un firulete de teclado que parece querer homenajear a los Doors da pié para que se desencadenen las voces. Un torbellino de cuerdas sutiles, servido en el colchón de notas graves que convidan el bajo y la batería, vienen a alimentar la sospecha de que ha quedado lejos el tiempo de las guitarras acústicas con un fondo de boca spinetteano.  De allí en adelante el disco nos pasea por la lisergia, el rockabilly, la balada épica, el jazz -cruzándose de vereda, del swing al bee-bop-, guiños de funk, melodías extáticas que quisieran ser mantras, coros trenzados con preciosismos de orfebre, y un desenlace ('Sol de noche') con arreglos de guitarra dignos del mejor Alí Farka Touré.

Quizá sin querer, acaso queriendo, Decuajo nos guía de la mano a través de su proceso de crecimiento, nos evita el desconcierto de mostrar sin amagues su desnudez y va despojándose de sus velos lentamente, de a una canción a la vez, para atraparnos irremediablemente cuando ya es demasiado tarde para resistir a su influjo. De las diez pistas de 'Ocultar tu desnudez', las últimas cinco o seis funcionan como una montaña rusa, una sucesión irrefrenable de bellísimas canciones que te arrastran caracoleando, con picos de vértigo en 'Valle de espejos', cuando irrumpe el vozarrón de Mariano Vicente... hasta que el disco se agota, y uno se descubre invicto ante el cambio, pidiendo otra vuelta.
Por Martin Myers para Twitrock.com
CON ROPAS NUEVAS
Desde su segundo disco, Decuajo entabla diálogo consigo mismo. El ex dúo hace una apología de su decisión estética -la de acompañar a las guitarras y voces de Matías Monzón y Francisco Muñoz con una base rítmica y teclados- donde volver a brotar es el objetivo. A lo largo de estas diez canciones, Monzón, Muñoz y compañía abren el espectro y van probándose distintos atuendos sin ceñirse a ninguno. Ahí están “Fija”, que abre el disco con un aire de samba y un teclado pariente del de “Riders on the storm”; “Tiempo”, un cuento surreal que recuerda al último Invisible; o “Soy igual a vos”, con su clima lúdico, casi circense. El cambio es la constante: la cita de Sagan opera de síntesis y horizonte para la banda que ahora forman también Nico Raffino en teclados, Emilio Barrientos en bajo y Santiago Parodi en percusiones. “Colonizado” parece hablarle a los mismos dinosaurios de “A los jóvenes de ayer”, justo antes de que la banda se suelte en dos temas ligeros, dos inesperados episodios pop: “La estrella” y “La calle de las mandarinas”. Lo mejor queda para el final. En la extensa “Sol de noche” pero también en su preámbulo, “Valle de espejos”, logran cambiar el tono del disco con una atmósfera nocturna que va diluyéndose en un ambiente de ceremonia tribal donde surge, como un ánima venerable, la voz de Mariano Vicente para poner en palabras la búsqueda de Decuajo: “ocultar de la desnudez es adornarla (…) bajo los harapos seguimos desnudos”.
Por Luciano 
Lahiteau para De Garage

"Ocultar la desnudez" se puede escuchar y descargar libremente en: www.decuajo.bandcamp.com y www.soundcloud.com/decuajo

El Disco se consigue en:
La Disquería (54 entre 8 y 9, La Plata)
Oíd Mortales Discos (Avenida Corrientes 1145, local 17 1043, Buenos Aires

Comentarios via RSS 2.0. Dejanos tus comentarios

Comentarios